Hace cuarenta años, la Marina salvó a los refugiados vietnamitas

(Para Tiziano Ciocchetti)
05/09/19

El 30 de abril 1975 las fuerzas comunistas de Vietnam del Norte ingresan a Saigón, poniendo fin a un conflicto que duró aproximadamente 13 años. Sin embargo, el sufrimiento de la población ciertamente no ha terminado, los comunistas se lanzan a masacres y ejecuciones sumarias, sobre todo de religiosos, intelectuales, estudiantes, políticos y artistas locales.

Todas las personas que serán "reeducadas" están exiliadas en las Nuevas Zonas Económicas, en realidad en zonas pantanosas del país donde las personas mueren debido a enfermedades y falta de alimentos: Vietnam del Sur se transforma en un gran gulag.

En 1979, la población sobreviviente trata de escapar, y la única posibilidad es enfrentar el mar para buscar asilo en algún país vecino. Occidente se divide entre quienes condenan la barbarie comunista y quienes los acusan de falsedades propagandísticas a favor del capitalismo.

Mientras tanto, refugiados en barcazas - renombrados bote gente - son rechazados donde sea que traten de aterrizar. Luchan contra el hambre (también se producen casos de canibalismo), falta de agua potable, tormentas tropicales y pescadores (piratas) que los abordan para robarlos y violarlos.

Los barcos occidentales a veces se acercan, suministran alimentos, les toman fotografías pero luego se alejan.

En Italia, la tragedia del bote gente, se pone a disposición del público a través de las imágenes de Tiziano Terzani y, curiosamente, los actos de la Política.

El actual Presidente del Consejo de Ministros es Giulio Andreotti, quien convoca al Ministro de Defensa Ruffini para que le confíe la realización de una misión que, debido a la distancia y las condiciones climáticas, es muy difícil. No se sabe cuántos refugiados hay, ni dónde están exactamente, pero la orden es salvarlos.

La Armada no tiene unidades específicas para este tipo de operación, el buque insignia, el Vittorio Veneto, se encuentra en Tolón. El comandante, el capitán del buque Franco Mariotti, recibe la comunicación del almirante de la división Agostinelli, para reajustar la estructura del barco y zarpar para que La Spezia se encuentre en elAndrea Doria para una misión de recuperación.

El comandante Mariotti se prepara para Veneto Camas 300 para mujeres y niños en popa, y 120 para hombres en proa. La enfermería se amplía mediante el uso de los espacios reservados para el alojamiento de los suboficiales, y se hacen más aseos. Después de cinco días de trabajo, el barco está listo para navegar.

Mariotti llega a La Spezia en 4 en julio 1979, médicos, enfermeras e intérpretes se embarcan aquí. El 5 zarpa, junto con el Doria, rumbo a la isla de Creta, donde se unen al barco Stromboli.

El viaje es extremadamente difícil, ya que además del calor opresivo que la pequeña flota debe enfrentar, en el Océano Índico golpeado por los monzones, un mar de fuerza 7.

Después de 10 días de navegación ininterrumpida, el 18 July llega a Singapur y reabastecen suministros adicionales. Mientras tanto, los operadores del SISMI lo aprovechan para recopilar información sobre la ubicación de los refugiados.

Descubren que se han dirigido a las islas Anambas de Indonesia, cerca de una plataforma petrolera Esso.

El 25 en julio zarpó hacia el Mar del Sur de China, al día siguiente, a pesar del fuerte viento, se levanta un helicóptero AB-212, que logra localizar el primer barco naufragado, un barco de unos 25 metros de largo que está cayendo cerca de la plataforma Esso. la Doria envía un bote de goma con personal médico, de escolta e intérprete a bordo. Desde el barco ahora hundido, los marineros logran rescatar a hombres 66, mujeres 39 y niños 23. En los días siguientes se salvaron muchos otros refugiados.

A partir de la fecha del 1 August 1979, a bordo de los barcos de la Armada ahora no hay más espacio, pero navegaron por millas 2.600, exploraron un área de 250.000 kilómetros cuadrados y salvaron a las personas 907.

Foto: Archivo Histórico de la Armada Militar / Giorgio Arra