Entrevista al nuevo comandante de la Unidad Forestal, Ambiental y Agroalimentaria Comando de Carabinieri

(Para Tiziano Ciocchetti)
21/06/21

El 29 de marzo, el general de división Antonio Marzo ocupó el lugar del general de cuerpo Ciro d'Angelo al frente de la Mando de Unidades Forestales, Ambientales y Agroalimentarias (CUFAA) de los Carabinieri.

Conocimos al nuevo comandante en la sede del Comando de la Guardia Forestal en Roma.

Marcha general ¿por qué el Cuerpo Forestal se unió a los Carabinieri?

La absorción del cuerpo con el arma creó una especie de ósmosis, también gracias al gobierno de la época, que propició la creación de una policía ambiental capaz de expresar capacidades a nivel mundial. El Cuerpo tiene una competencia específica en el territorio que ha pasado a integrar las estructuras que los Carabinieri ya tenían varios años, como el NOE (Núcleo Operativo Ecológico).

¿No cree que existe el riesgo de superposición de tareas?

El arma con la NOE siempre ha realizado investigaciones contra el tráfico ilícito de residuos, tanto a nivel nacional como internacional, especialmente desde el punto de vista represivo, realizando investigaciones y seguimiento de los fenómenos delictivos que operan contra el territorio y la disposición ilegal de residuos. El Cuerpo, en cambio, forma parte de un sistema más amplio de control ambiental, o de proximidad territorial, integrándose con las actividades del Arma antes mencionada, dejando inalterada la red de atribución de funciones de los forestales (ahora militares). Se implementaron así las capacidades del Cuerpo, pudiendo apoyarse en las estructuras existentes de los carabinieri.

Respecto al entrenamiento del Cuerpo, ¿ha cambiado algo?

Los forestales ya eran agentes de seguridad pública y policía judicial, la formación como fuerza policial se mantuvo sin cambios, solo se insertaron las reglas de disciplina militar, cuya conducta en todo caso ya era inherente al Cuerpo.

Sin embargo, están enmarcados en un sistema diferente al anterior, pero la formación de los reclutas se mantuvo sin cambios después de ingresar a los Carabinieri.

¿Cómo surgió esta integración?

La decisión es política, ya que se ha podido integrar las actividades ya realizadas tanto por los carabineros como por los trabajadores forestales. Las estaciones de carabinieri se encuentran dispersas por todo el territorio nacional, incluso en las zonas más inaccesibles y aisladas. Los forestales han ido, de hecho, a integrar esta rama territorial asistiendo a los carabinieri en las actividades de control diarias.

Los forestales se han convertido, por tanto, en un referente para el territorio Arma, especialmente en lo que se refiere a la inestabilidad hidrogeológica, el control del territorio desde un punto de vista ambiental (como las zonas boscosas), todo lo que concierne, en definitiva, la actividad que institucionalmente siempre ha realizado. el Cuerpo Forestal del Estado.

Además, el Comando de Protección de Parques y Biodiversidad (de la antigua Empresa Forestal del Estado) expresa en términos prácticos la filosofía ambiental de los forestales, de hecho protegemos 130 reservas (donde se conservan diversas especies de plantas nativas), preservadas por 28 departamentos y 19 estatales. -bosques propios. Dentro de estas reservas se conservan las semillas de todo el patrimonio nacional en lo que respecta a la flora, así como un centro de recuperación de animales exóticos una vez decomisados. Cría de razas equinas autóctonas, que integran la 4ª rgt. a horcajadas sobre los Carabinieri.

¿Hubo una fuerte sinergia entre los forestales y los carabineros incluso antes de la integración?

Fuerte colaboración en el territorio, quizás con diferentes enfoques pero siempre ha habido una fuerte colaboración para proteger el medio ambiente. Siempre se ha garantizado el uso de personal forestal en el territorio, manteniendo inalterada la red de mando existente incluso después de la integración con el arma.

Es una organización que aún está en crecimiento, que necesita perfeccionarse en diversas actividades. Desde hace cuatro años comenzamos a contar con la nueva policía forestal, o los nuevos reclutas del futuro, que también pueden aprovechar la experiencia del "bosque viejo", imprescindible para transmitir esa cultura, ese modus operandi adquirido en contacto con naturaleza, entre los bosques. Un aspecto que adquiere una gran importancia para comprender la misión del Cuerpo.

¿Ha habido un aumento de las agresiones al territorio en los últimos años?

Todos los días monitoreamos lo que sucede en la zona. Los forestales siempre han tratado de educar sobre el derecho ambiental, conociendo a los jóvenes en las escuelas y mostrándoles nuestro trabajo. También tratamos de actuar de manera práctica, implementando programas como "el bosque extendido", o plantando árboles en los edificios escolares.

¿La deforestación de nuestro territorio sigue siendo hoy una seria amenaza?

Definitivamente. Los bosques son nuestra reserva de oxígeno, entre las tareas de los forestales se encuentra el monitoreo continuo de nuestras reservas forestales. En septiembre presentaremos el “Inventario Forestal”, un informe sobre el estado de salud de nuestros bosques. Datos que se hacen públicos, incluso a nivel académico.

¿Existe una sinergia entre universidades y silvicultores?

Absolutamente. Tenemos una estrecha relación con las Regiones, ya que determinadas situaciones de inestabilidad hidrogeológica son responsabilidad de las administraciones locales. Tenemos una estrecha colaboración con muchas universidades de todos los sectores en materia de protección ambiental y biodiversidad, además somos socios de muchas entidades para llevar a cabo proyectos como el uso de satélites en la extinción de incendios, aprovechando también las capacidades de la Defensa. La Sapienza ha desarrollado algoritmos para facilitar el trabajo de los forestales en la prevención de incendios, para poder realizar, sobre todo, una función preventiva más que represiva.

¿Se generalizará cada vez más el uso de drones?

El monitoreo con drones ha sido durante mucho tiempo una actividad en uso en el Cuerpo, los drones se utilizan para la prevención de incendios pero también para prevenir la deforestación ilegal. Por ello, avanzamos hacia una mayor prevención (gracias al uso de drones es posible obtener un mapeo del territorio en cuestión), intentando así limitar el daño que se ocasiona al medio ambiente.

¿Qué importancia tiene la conciencia del ciudadano para la protección del territorio?

Hoy en día, los jóvenes están educados en la responsabilidad ambiental, en comparación con el pasado el ciudadano es más sensible hacia la protección del territorio, con comportamientos cada vez más cívicos orientados a una correcta disposición de los residuos, también gracias a una creciente concienciación por parte de las Instituciones y la escuela.

Foto: autor / Arma dei Carabinieri

defensa de rheinmetal