Líneas programáticas del Ministerio de Defensa: consideraciones sobre la audiencia del Ministro

(Para Mario Ruggiero)
13/08/18

Con la ilustración del Ministro de Defensa, el 26 en julio pasado, de las líneas programáticas del Dicasterio1 Para los comités conjuntos de Defensa de la Cámara y el Senado, hemos tomado conciencia de aquellos que pueden considerarse a todos los efectos de los pilares de la Política de Defensa de esta legislatura.

El documento ciertamente presenta ideas interesantes e innovadoras, incluso si no puede considerarse sin problemas potenciales, incluso considerando que es un documento de planificación inicial y no un documento de planificación estratégica, incluso a nivel político-militar.

La primera área de extremo interés es lo que el Ministro atribuye al concepto de resistencia, entendido como la capacidad de adaptarse al cambio, incluso mediante la "planificación y aplicación de una verdadera estrategia nacional sistémica para mejorar la seguridad colectiva y la resiliencia nacional". La primera reflexión que viene a la mente es que el instrumento militar, por definición, debe ser capaz de adaptarse a los cambios en la amenaza, de lo contrario estamos preparados con "una guerra de demora", según un viejo refrán francés. La novedad, presentada por el Ministro, es que la capacidad de adaptación debe perseguirse a través de la aplicación sistemática de las metodologías todo el gobierno e enfoque integral a todas las actividades de interés en el sector de Defensa y Seguridad Nacional, incluida la investigación industrial y científica.

Esta es sin duda una excelente iniciativa, pero necesita tres aclaraciones:

  • para obtener lo que el Ministro desea, sobre todo en términos de investigación científica, desarrollo industrial y capacitación, necesitamos una todo el enfoque de la nación eso es ver la participación activa también de la sociedad industrial científica, académica y nacional y no solo organismos públicos a nivel ministerial. Si esto no se puede lograr, la iniciativa correrá el riesgo de hundirse o de desacelerarse con fuerza, como en el pasado otras iniciativas similares. En todo esto, el Ministro y la Presidencia del Consejo de Ministros - PCM tienen enormes poderes, estando a la cabeza de la definición de la política nacional y de las estrategias de aplicación de los descendientes. Sería interesante ver también en Italia el desarrollo y la implementación de estos actos de gobierno;

  • las estructuras responsables de la aplicación de las metodologías de todo el gobierno a posibles crisis, o no, ya existen. Por lo tanto, en lugar de buscar nuevas formas de colaboración entre los dicasterios, se debe establecer un trabajo diario para apoyar a las estructuras responsables de gestionar las crisis potenciales y reconocidas., según lo previsto por DPCM 5 May 20102, también considerando que el Ministro de Defensa es una parte integral del Comité Político Estratégico - CoPS y el Dicasterio está representado en el NISP (Situación y Planificación de la Unidad Interministerial). Esto sin olvidar la alta actividad estratégica del Consejo Supremo de Defensa;

  • la resistencia militar también pasa por la realización de la redundancia y "induración /reforzamiento"En algunos centros críticos de comando y control, así como en algunas estructuras logísticas. Elementos que, tal vez, con la disolución del Pacto de Varsovia fueron considerados de menor prioridad y por esta razón descapitalizados.

El segundo sector de interés es el relacionado con las habilidades doble uso, de hecho o en el poder. La conciencia de tener que apoyar, y al mismo tiempo expandir, las capacidades de "doble uso" de la Defensa para fines no militares y en apoyo de la resiliencia misma, es clara para todos, pero debe ser explorada más.

En este contexto, el Ministro cita la cuarta misión de las Fuerzas Armadas, a saber, la inherente a la "Actividades de apoyo de las Fuerzas Armadas y otras administraciones". Y es exactamente a partir de este punto que debemos comenzar a planificar e implementar las habilidades correctamente doble uso de las Fuerzas Armadas. El Código de Ordenanza Militar utiliza menos expresiones sintéticas para definir las tareas de las Fuerzas Armadas vinculadas a la IV Misión. Es bueno recordar que están divididos en:

  • competencia para salvaguardar instituciones libres (Art. 89);

  • tareas específicas en circunstancias de calamidad pública y en otros casos de extraordinaria necesidad y urgencia (Art. 92).

El legislador ya definió un marco muy amplio de tareas en el que las Fuerzas Armadas deben poder interactuar y apoyar al país y a la población, a veces casi exclusivamente. La planificación de defensa capacitiva ya tiene en cuenta estos factores, considerando también que son sectores capacitivos bien definidos que requieren la adquisición y el desarrollo de medios técnicos adecuados. Es obvio que el gobierno puede decidir "adaptar" la lista de "tareas adicionales" de acuerdo con las necesidades del momento, pero esto debe ser el resultado de un proceso de desarrollo capacitivo que relacione necesidades / posibilidades. En última instancia, debemos asegurarnos de que existen los recursos correctos en términos personales y financieros, y en esto el Gobierno puede demostrar que quiere pasar de las palabras a los hechos.

En resumen, la aplicación de los conceptos de todo el gobierno e doble uso no aparecen como una novedad en el campo de la planificación y el desarrollo de capacidades futuras. Por el contrario, se encuentran entre los principales elementos que han caracterizado el desarrollo capacitivo nacional al menos en los últimos diez años. Lo que es interesante es que el Ministro de Defensa los ha mencionado como elementos que caracterizarán la capacidad del Dicasterio. Para ello, el Ministro debe utilizar en una amplia y exhaustiva herramientas de análisis operativo y los órganos encargados de su desarrollo, por ejemplo, el Centro de Innovación de Defensa y el Centro de Modelado y Simulación, por lo que la capacidad de futuro y su el tamaño no es el resultado de "deseado" sino de las necesidades relacionadas con posibles escenarios futuros.

En este sentido, también se deben revisar los programas que el Ministro menciona en su documento (F-35, Defensa Cibernética, etc.) o los mencionados en el Libro Blanco de Defensa elaborado durante la legislatura anterior.

Otro elemento de particular interés está representado por el problema de la eliminación de infraestructuras inactivas sobre lo cual, con razón, el Ministro ha anunciado que quiere intervenir. También en este sector, el marco regulatorio existente parece ser adecuado (incluso si es tan perfectible como todas las actividades humanas). Será necesario en su lugar se pasó a completar los proyectos factibles, es decir, teniendo en cuenta que el mercado inmobiliario nacional hace unos años parece que se mueve en cámara lenta, especialmente en relación con los grandes proyectos de recuperación. Sin tomar en cuenta el contexto general en el que nos movemos, sería un grave error y llevaría a lanzar proclamaciones que luego no se traducirán en acciones concretas. Por otro lado, pueden llevarse a cabo en el corto plazo y con recursos limitados, todos aquellos proyectos que permitan la reorganización y optimización de oficinas públicas en las ciudades, la creación de las "ciudadelas de servicios" en lugar de los edificios de la protección ahora fuera de servicio desde hace muchos años o ruta de eliminación. Esto permitiría, entre otras cosas, reducir los costos de los arrendamientos pasivos, mejorando la usabilidad de los servicios públicos tanto para los ciudadanos como para los operadores del sector. La defensa habría considerado esto como un beneficio adicional, consistirá en la terminación de los costes de mantenimiento y control de edificios abandonados y la financiación de las funciones de negocio reubicación transferidos en otro lugar, así como el porcentaje que resulta de la posible explotación de los activos, según lo regulado por la ley la fuerza.

Para grandes proyectos inmobiliarios, en cambio, será necesario calibrar el tiempo de desarrollo a la capacidad real del mercado, sin perjuicio de la necesidad de continuar promoviendo su lanzamiento en el ámbito nacional e internacional.

Este sector está inevitablemente relacionado con el de la acomodación del servicio, también mencionado por el Ministro. En este contexto, también debe definir una política comercial que es claro y tiene el carácter de universalidad que es que realmente le puede dar una respuesta eficiente y eficaz a todos los militares y no sólo unos pocos. Esto significa que necesitamos para verificar, en primer lugar, si el mejor camino a seguir es continuar para construir / comprar miles de servicio de alojamiento (con los costes de gestión asociados) o predecir bien un subsidio de vivienda que es proporcional a las características de las dos familias que mantener tanto del mercado inmobiliario local. Desde este punto de vista, hay, de hecho, ambos modelos en la OTAN. Se trata de estudiar sus características y verificar cuál se adapta mejor a las características nacionales.

El último sector en orden de tratamiento, pero no de importancia, es el del personal, con especial referencia al sector de promoción. Está claro que la evaluación y el progreso deben tener tiempos determinados y contenidos. Esto también se puede lograr simplificando y digitalizando el sistema para redactar las características conocidas y mantener la documentación de la matriculación. A la vista de las muchas áreas en las que la defensa es, sin duda en el paso con los dictados del Código de Gobierno, la de la documentación personal refleja un "enfoque" tradicional menos en los últimos años que pesan abajo comandos y los comandantes en todos los niveles en términos de cantidad , provocando un intercambio de documentos en papel extremadamente costoso, también con referencia al personal en operaciones. No es imposible proyectar las Fuerzas Armadas al "presente" también en este sector, dados los experimentos llevados a cabo y las actividades iniciadas en el pasado reciente. Un esfuerzo adicional en términos de financiamiento e inversión en recursos humanos especializados (problemática común a todo el sector de las TIC3) podría permitir el rapido logrando este objetivo

Una vez que se hayan llevado a cabo las optimizaciones organizacionales mencionadas anteriormente, no será difícil garantizar procesos de evaluación y progreso extremadamente limitados. En este sentido, a menos que la mala interpretación del ministro pensó, el sistema de alimentación de apoyo parece ciertamente a "envejecer" - que tiende a igualar en los ejecutivos negativos - sino que, por el contrario, la "elección" que mejora el desarrollo del profesionalismo y la meritocracia (Gestión del Talento).

En resumen, que hablas de personal, todo el gobierno / nación, uso doble, resiliencia o desmantelamiento de las infraestructuras, se debe hacer un esfuerzo para optimizar la organización existente ya que existen estructuras y reglas para poner en práctica lo que en estos sectores es necesario hacer para mantener a las Fuerzas Armadas en condiciones de cambiar con la amenaza cambiante , eso es innovar. Desafortunadamente, sin embargo, es una actividad mucho más costosa y con mucha menos visibilidad de los medios que la que pasa por forjar proclamaciones, como hemos visto a menudo en el pasado. En este sentido, mis mejores deseos para el Ministro para que pueda llevar las líneas programáticas ilustradas a puerto, para integrarse, en primer lugar, con la "Visión" del Dicasterio, a fin de permitir que tanto el personal de Defensa como los ciudadanos tengan una indicación clara en la "ruta" que pretendes seguir.

3 Tecnologías de Información y Comunicación

(imágenes: Defensa / Ejército de los EE. UU.)