También en Túnez manifestaciones contra la política y la crisis económica

(Para Antonino Lombardi)
28/10/22

Túnez. fin de semana de lucha1 entre policías y manifestantes la del 14 al 16 de octubre pasado. A las protestas por la grave crisis económica y política que vive el país se suman las provocadas por la muerte de un joven de 24 años tras sufrir lesiones en la columna durante una persecución policial. En los barrios más pobres de la capital, Ettadhamen e Intilka, se concentraron los enfrentamientos entre manifestantes y policías, que vestidos con equipo antidisturbios intentaron dispersar a la multitud con gases lacrimógenos.

El país está sufriendo una severa crisis económica donde las necesidades básicas y el combustible son escasos. La situación política, además, desde que el presidente Kais Saied asumió el poder y disolvió el parlamento en 2021 es cada vez más inestable.

Para muchos, la toma del poder de Saied fue considerada real. golpe de estado2. El 25 de julio de 2021, el presidente suspendió el parlamento y destituyó al primer ministro, frustrando el proceso democrático del país, el único después de la revolución de 2011. El 22 de septiembre de 2021, el presidente tunecino también emitió la Decisión 117 con la que suspendió la constitución adoptada tras la disturbios de 2011 que deberían haber inaugurado una nueva forma de gobierno democrático.

Poco después, Saied nombró primera ministra a Najla Bouden Romdhane, la primera figura femenina en ocupar este cargo en el mundo árabe y una nueva ejecutiva que se propuso luchar contra la corrupción, impulsar la economía y fortalecer la legitimidad de las instituciones tunecinas.

La lucha contra el terrorismo islámico también sigue siendo un objetivo del gobierno. Aunque la frecuencia de los ataques en el territorio ha disminuido desde 2016, gracias también a las operaciones militares realizadas por las fuerzas armadas tunecinas y al fortalecimiento de la cooperación con estados extranjeros, el riesgo de nuevos eventos terroristas sigue siendo alto. 

Las manifestaciones de los últimos días van acompañadas de consignas contra el presidente Kais Saied, cuya dimisión se pide.

A mediados de septiembre, Kais Saied promulgó una ley electoral que reduce, pero no elimina, el papel de los partidos políticos en un parlamento reformado que tendrá menos poderes en virtud de una constitución aprobada en julio.3. Establece un régimen hiperpresidencialista en contraste con el vigente desde 2014, que limitaba el papel del jefe de Estado para evitar regímenes como la dictadura de Zine el-Abidine Ben Ali. El nuevo texto no prevé un procedimiento paraacusación del presidente Nombra al jefe de gobierno ya los ministros y puede destituirlos sin demasiadas formalidades.

Es cierto que parte de la población había acogido con satisfacción la toma del poder de Saied, decepcionada por los políticos corruptos que habían tomado posesión tras la revolución de 2011 pero, la grave crisis económica sin duda exacerbada también por el conflicto ruso-ucraniano, llevó a la exasperación de la gente.

Numerosos partidos, incluido el Frente de Salvación Nacional, han anunciado que boicotearán las elecciones del próximo diciembre en las que habrá que elegir un nuevo parlamento con poderes limitados.

Los productores de alimentos tunecinos se enfrentan a una escasez de ingredientes básicos, lo que provoca escasez en los estantes de los supermercados y amenaza con cerrar las empresas de procesamiento de alimentos.

El gobierno ha llegado a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que permite el préstamo de casi 2 mil millones de dólares. A cambio, el gobierno tunecino se compromete a poner en marcha un programa de reformas que debería intervenir para paliar la grave crisis en curso.

1www.mosaiquefm.net

2 Reuters

3 El 94,6% de los votantes votaron "sí" a la adopción de la nueva constitución propuesta por el presidente Kaïs Saïed. Participación del 30,5%.

@ Reservados todos los derechos

Foto: Agencia Anadolu

defensa de rheinmetal