Reportage Somalia: EUTM-S, la célula CIMIC

(Para Giusy Federici)
23/08/18

Nombramiento de 7 por la mañana. Vamos a visitar un cuartel de bomberos, una clínica dedicada a la atención de madres y niños y una escuela primaria y secundaria. Estos son proyectos de "trabajo en progreso" realizados gracias a la célula CIMIC (Cooperación Civil-Militar) a favor de la población, en la zona más difícil de Mogadiscio. Tuvimos que hacerlo unos días antes, pero no había seguridad y todo se pospuso.

Salimos a bordo del Lince, escoltado por el Cerrar equipo de protección, los guardabosques de los paracaidistas del regimiento alpino 4 ° de Verona. El viaje es hacia el centro de la ciudad, pasamos por el paseo marítimo, en el puerto, cruzamos la parte colonial italiana. El arco construido para la visita del Príncipe Umberto de Saboya en el 1928 está en restauración, descendemos sobre la marcha para tomar algunas fotos. Pero el resto se desmorona, incluida la catedral que, al mirar las imágenes de la época, era hermosa y hoy en día es una ruina, mire desde lejos y mire una cruz, parece que ve su sangrado ...

Nos vamos rápido, no es seguro quedarse mucho y luego nos esperan. Muchos edificios colapsaron o perforados por los disparos, se da cuenta de que es una ciudad herida, sino también que las personas aquí que desee volver a sonreír: se ven los niños jugando, por la gente que te saluda cuando se reconoce la Bandera italiana

Pasamos frente a un banco, también colapsó y, de repente, aparece la cabeza de un águila con paracaídas y un rayo rojo y bajo la escritura nimbo, un poco más allá, la cabeza de un águila y el gladius: estos son los rastros tangibles que aquí, en los años noventa, fue el Check Point Bank, hubo paracaidistas en gran parte de 4 cp. falchi de Livorno. Es una emoción, las lágrimas surgen para mí: y no solo porque hubo "mis" paracaidistas sino porque pienso en el otro Check Point, Pasta, y los soldados caídos en Somalia es un momento, pero un momento lleno de significado. Y, como italiano, de gratitud y orgullo ...

También cruzamos lo que era nuestra embajada: deshabitada, y es una pena ... Pero hoy no es el momento para recuerdos o recriminaciones, los tres proyectos CIMIC, tres de los muchos hechos por nuestros soldados, nos están esperando.

La célula CIMIC, con valor entre fuerzas, está especializada en la cooperación civil / militar en apoyo de la población. Es en Mogadiscio, desde el 2014, y en otros teatros donde está presente el ejército italiano, desde el 2002. Está dentro de ItaNSE. El Elemento de Apoyo Nacional Italiano, en Mogadiscio, comandado por el Coronel Pino Rossi, es el apoyo a la nación. Todas las prácticas inherentes a los italianos que se encuentran en los quirófanos están gestionadas por este comando central que tiene varias celdas, desde la oficina de Personal hasta la seguridad, desde el apoyo logístico hasta la misión, hasta el pedido de los medios de transporte, etc. La ItaNSE también está dentro de la misión EUTM de Mogadishu, pero es externa a ella. La misión es autosuficiente, pero Italia, el principal estado de la Defensa, tiene un "paquete de apoyo" dedicado para los militares de 116 en el sitio. Los fondos provienen del Ministerio de Defensa. Son proyectos únicos y no proporcionan grandes fondos, un máximo de 35 mil euros o un poco más para cada uno.

El hecho de que se hayan implementado en los barrios más radicalizados es un valor agregado adicional. Porque en Mogadiscio sigues disparando y muriendo. Cualquiera puede ser un blanco, los políticos de la vieja guardia y los nuevos, los militares, los policías, los periodistas, una categoría, esta última, especialmente buscada por "disparar a la paloma". Te disparas a ti mismo por una mirada o una palabra mal entendida, por una vieja venganza entre los clanes o porque eres un objetivo de Al Shabaab, el grupo terrorista que quizás sería más correcto llamar "bandidos", que usa métodos terroristas. El grupo no está afiliado a Daesh, es el hijo de la misma Somalia que los mártires. El final es difícil de entender. Y es difícil identificar a los afiliados, podría ser el vecino. Para esto "la gente no los ama, pero tienen miedo", Dime hombres y mujeres somalíes. "Si alguien sabe y habla, puede ser asesinado.

Las mujeres, como suele pasar, nos dan más. "Una vez que todos se vestían como querían, no todos se cubrían el cabello. Hoy no más. Muchos ojos también están cubiertos, no es una tradición somalí, y muchos hombres se visten de manera diferente, como religiosos, es algo que nunca antes había visto. Este es un signo de miedo para mí. Porque los hombres de Al Shabaab saben dónde vives y si una vez aceptaste cubrirte, debes seguir haciéndolo, de lo contrario te matarán. Ellos están en todas partes. Es entre nosotros Al Shabaab, son somalíes. Así que no son diferentes, el enemigo no está afuera sino entre nosotros y puede hacerte daño. Por eso la gente tiene miedo..

Departamento de Bomberos y Servicio de Emergencia de Banadir

Desprendimiento de bomberos, bomberos 90 que trabajan aquí. Alrededor, los niños que tocan "Pompieropoli": todos los mundos son un país y son un espectáculo ...

"Todavía no hemos hecho ninguna intervención estructural. Pero hubo una donación de material, uniformes 30 a prueba de fuego, para permitir a los equipos de bomberos intervenciones más complejas, como post-explosión o incendios con productos químicos.", Explica el capitán Giuseppe Guzzo.

Estamos en el distrito de Bondheere, uno de los más atacados por Al Shabaab y, entre otras cosas, a unos cientos de metros de la antigua embajada italiana. Hace unos meses, los italianos donaron equipos para manejar la emergencia. Para mayor claridad, no hubo donaciones de terceros, pero los uniformes fueron comprados por nuestros soldados en agencias especializadas con fondos especiales.

"Hemos escuchado sus necesidades y, en función del tipo de intervención, hemos elaborado las características técnicas y los estándares. Estos uniformes ahora tienen los más altos estándares técnicos en Europa, que son adecuados para el fuego como un explosivo. Ya hemos ordenado un segundo tramo de uniformes.

"En cuanto a la capacitación de los bomberos, AMISOM se encargó de ello (Misión de la Unión Africana en Somalia), entrenando a los especialistas que luego, a su vez, se han convertido en los entrenadores. Otro grupo asiste a un curso avanzado en Kenia, en Nairobi", Dice el director del centro de Abdiqani, Mohamed Ahmed. Envían lo mejor que, una vez devuelto, tendrá la tarea de entrenar a los demás. "Por ahora, el único equipo que hemos tenido para los italianos. Aquí somos el único equipo de intervención y por ahora también el único destacamento público.

Hay otras realidades de los bomberos, pero son privadas y una vez que intervienen quieren que se les pague. No aquí, incluido en una realidad que no es para nada simple, con alrededor de veinte intervenciones diferentes por mes, desde incendios en los mercados hasta diversas explosiones, desde sistemas diésel hasta sistemas eléctricos precarios. En el entrenamiento, también estudian primeros auxilios.

Mientras miramos los barracones, llega el viejo comandante: es una verdadera sorpresa. "¿Puedo hablar en italiano? ... Tomé el curso en Roma Capannelle en 1972 y durante 23 años fui comandante de bomberos en toda Somalia, en el momento de Siad Barre", Recuerda el general Mohamed Farah Ahmed. "En la caída del gobierno, todos nos fuimos. Luego, en el 2012, volví y creamos un equipo de bomberos en la policía..

En el destacamento de la FVV están orgullosos de lo que tienen, desde la sala de entrenamiento hasta los vehículos equipados con mucha escala. "Intentamos concentrarnos donde sabemos que hay más escasez y más urgencia. Desde aquí, cubren todo Mogadishu. La próxima integración de equipos será material como ejes y palas, kits de primeros auxilios individuales y otros uniformes", Agrega el capitán Guzzo. Para ellos, además de la protección contra incendios, también es importante hacer una cultura para la ciudadanía de alguna manera. El objetivo futuro es crear un volante que brinde instrucciones básicas sobre los comportamientos y la seguridad para evitar incendios y, posiblemente, cómo comportarse cuando hay un brote. Todas son ideas del Director del Destacamento, que cree mucho en la prevención, así como en la intervención oportuna y profesional. Por el momento, no hay otra nación u organización que apoye a los bomberos, excepto Italia. Los proyectos CIMIC son de mediano plazo, pero puede trabajar en ello, paso a paso, dando prioridad a las prioridades.

Centro Médico Shibis (Centro de Salud para la Madre y el Niño)

Ir más allá de la puerta que conduce al Centro Médico Shibis (Centro de salud para madres y niños) significa ingresar a una llama de colores, entre la ropa de las madres y los niños, amontonados en el suelo o sentados en bancos. Este es un feliz oasis dedicado a las mujeres, que dan a luz o destetan, con un centro contra la violencia donde la línea es muy larga: es una señal de que las cosas se están moviendo y que las mujeres están recuperando sus derechos de respeto.

Después del primer impacto entre colores brillantes, voces, risas y llantos de bebés, te miras mejor y notas que muchas de estas madres son casi como niñas pequeñas. Para nosotros, se está alejando; Para ellos es normal, aquí nos casamos pronto. Ochenta refugiados de fuera de Mogadiscio, muchos otros vienen de los distintos distritos de la ciudad, casi todos viven aquí y son parte de un programa de nutrición.

Esta clínica fue renovada por ItaNSE, por la célula CIMIC el año pasado. Estaba descubierto, sin techo, con arena en el suelo en vez de pavimento. Aquí seguimos diferentes programas, desde la nutrición hasta la vacunación y la lactancia. Las áreas comunes se utilizan para llevar a cabo estas actividades, no solo médicas, sino también de conciencia. Ellos son el vehículo de información, aquellos que siguen estos programas pueden hablar sobre ello con otras mujeres e informarles a los grados 360, desde la prevención de enfermedades infantiles a la nutrición adecuada a las enfermedades de transmisión sexual.

Este lugar es una joya porque pueden hacer muchas actividades que luego tienen un impacto, no tan inmediato como la cura, sino que se prolongan con el tiempo.

Gracias a la reconstrucción hay un salón de clases adicional, que se usa como una oficina en la cual recolectan e informan sobre violencia doméstica y hay enfermeras que hacen monitoreo. Las mujeres vienen aquí, se sienten cómodas (porque el entorno está vallado y cerrado) y hablan.

Observando mejor, tratando de ir más allá de esos ojos intrigados y asustados que te escudriñan, algunas de estas mujeres tienen signos de violencia en sus rostros, lo único que se descubre y por lo tanto es evidente. Como es evidente, la larga línea hacia el centro de escucha contra la violencia, pero tan pronto como las mujeres ven que las están mirando, vuelven y son vagas. Así es, son cosas delicadas y no saben quién eres, si pueden confiar en ti. Porque entonces tendrán que irse a casa ... y, de todos modos, aquí hablamos de cualquier tema relacionado con las mujeres y los niños.

Entre el pequeño hay un albino, su madre trató de hacer que sea similar a otro pelo rojo tingendogli: si se va a encontrar a los hombres de Al Shabaab, consideraría impuro y sin embargo rara y por lo tanto para matar sacrificio a su dios, ya ha sucedido.

"Muchos niños llegan con signos evidentes de desnutrición, aquí se pesan antes, durante y después del tratamiento y se estabilizan. Los Shibis están organizados por etapas: desde lo prenatal hasta el nacimiento, de cero a cinco años, la parte dedicada a la concientización y la de monitoreo.", Explica el director Shukri Hussain Maramed.

Una de las enfermeras me muestra una imagen de un niño desnutrido cuando llegó aquí y no es un buen espectáculo. Luego te muestran a los niños estabilizados, uno que están pesando en las escalas como los nuestros una vez y el corazón se abre hacia ti. No puedes moverte. Y no puedes dejar de pensar en nosotros que tenemos todo y que nada es suficiente para nosotros y para ellos, que tienen poco más que nada y son un himno a la esperanza, a la vida.

Hablar de eso, fielmente, no hace la idea de belleza y trabajo que el director, la enfermera y los voluntarios, también hay hombres, juegan en este centro, a favor de mujeres y niños. Si en Estocolmo no estuvieran decididos sobre el nombre para indicar el próximo Premio Nobel de la Paz, consideren una situación como esta entre los candidatos podría ser una idea ...

Dhamme Yasin Arten escuela primaria y secundaria

Entre las solicitudes que recibió la célula CIMIC, había que construir una cancha de baloncesto. Fue hecho en la escuela primaria y secundaria Dhamme Yasin Arten.

El baloncesto es un deporte muy común en Mogadishu, incluso entre las niñas, aunque Al Shabaab no está de acuerdo. Y luego, en respuesta y precisamente por esto, ¡tales iniciativas son bienvenidas! La escuela está rodeada de altos muros, especialmente el patio de recreo está adentro, es un lugar protegido de los ojos de los demás y por lo tanto las niñas pueden jugar.

Desde mayo hasta el 2 agosto en Mogadishu hubo un torneo de baloncesto femenino. El estadio estaba muy lleno, el alcalde agradeció públicamente a los italianos. El evento deportivo fue posible gracias a la donación de equipos deportivos y uniformes de juego, como apoyo a la administración local en el desarrollo de este deporte entre las jóvenes de Mogadiscio.

"Las mañanas llegan por la mañana, por la tarde las de la escuela primaria", Explica el director Said Ahmed Hassan mientras nos acompaña a visitar la escuela.

Las aulas, donde también estudian inglés, son mixtas, masculinas y femeninas, cada una en archivos separados pero juntas en el mismo lugar y esto también es un desafío, en el peor barrio de Mogadiscio, muy radicalizado. Ayudar a estos niños y sus actividades en un entorno cerrado, por lo tanto seguro, con clases mixtas, con la voluntad de apoyar los deportes de equipo femeninos, es un pequeño nicho de excelencia, que debe ser apoyado. El impacto también en el barrio y, como es lógico, también ha sido objeto de otros proyectos internacionales. Y aquí, como en otros lugares, en Somalia, se debe enfatizar que es cierto que los ayudamos, pero son ellos quienes lo piden, ellos son los primeros, incluso si difícilmente lo admitirán ante un extraño, digan no a la radicalización. Y si este "no" es el más joven para decirlo, el futuro definitivamente les pertenece.

(foto del autor / EUTM-S)