Se ha lanzado el primer submarino clase S-80 Plus de la Armada española

(Para Stefano Peverati)
30/04/21

El nuevo submarino de la Armada española, Isaac Peral (S-81), fue botado el 22 de abril en Cartagena en el astillero Navantia en presencia del Rey de España Felipe VI. La Peral es uno de los submarinos no nucleares más grandes del mundo y promete ser un gran paso adelante para la Armada Española (Armada Española) y también se ofrecerá en el mercado de exportación. Además, actualmente es el único submarino no nuclear occidental capaz de estar equipado para lanzar misiles de crucero. Tomahawk.

La clase S-80 Plus se caracterizará por el uso de un sistema AIP (air independent power) con pilas de combustible de bioetanol conocido como BEST (Bio-Ethanol Stealth Technology) por el fabricante Navantia según el cual el sistema debería ofrecer algunas ventajas sobre otros sistemas AIP, incluida la ausencia de los tanques de hidrógeno imprescindibles para los demás sistemas AIP.

El submarino puede armarse con el torpedo pesado DM2A4. Seahake, el misil antibuque UGM-84 Subarpón y minas SAES. También se planeó equiparlos con el misil de crucero de ataque terrestre UGM-109. Tomahawk que hubiera colocado a la Armada española en un grupo de élite de operadores de submarinos con capacidad de ataque estratégico (los llamados fuego profundo). El orden Tomahawk no se realizó pero el submarino conserva la capacidad de transportarlos en caso de que se adquieran en el futuro.

El desarrollo del S-80 no estuvo exento de complicaciones y retrasos y los dos primeros barcos, elIsaac Peral (S-81) y el Narciso Monturiol (S-82) entrará en servicio sin AIP que se agregará más adelante. El tercer casco, Cosme García (S-83), debe tener el AIP instalado este año, así como la última unidad, Mateo García de los Reyes (S-84), lo recibirá durante la construcción.

La nueva clase a partir de 2023 permitirá actualizar por completo la flota de submarinos de la Armada española, que poco a poco va retirando del servicio las clases anteriores. Agosta que permanecen en servicio solo los Galerna (S-71) y el Tramontana (S-74).

El AIP tiene una autonomía de unas 3 semanas y se puede utilizar para todo el rango de profundidad del submarino, esta capacidad combinada con la tripulación reducida a solo 32 personas puede hacerlo atractivo en el mercado internacional. Ciertamente, no se puede descartar que la clase S-80 también tenga cierto potencial de exportación, aunque se enfrenta a una dura competencia. Según se informa, está en la carrera por el próximo programa de submarinos no nucleares de la India, el P-75I.

Isaac Peral (1851-1895), de quien la unidad de clase toma su nombre, fue un oficial e ingeniero naval que diseñó el primer submarino totalmente eléctrico que fue encargado a la Armada española en 1888, más de 10 años antes que la Armada de los Estados Unidos y la Real. La Marina encargó sus submarinos de primera clase. Holanda.

En su honor, el nombre Isaac Peral fue entregado a otros tres submarinos anteriores de la Armada española (la clase A-0 Holanda Serie 903-L (1917-1932), clase C-1, C (1928-1950), clase S-32 Balao ex USS Ronquil (SS-396) (1971-1984).

A pesar del trabajo pionero de Peral, la flota submarina española de la posguerra estaba compuesta en parte por buques adquiridos en el extranjero. La producción local de modelos franceses comenzó en Cartagena a fines de la década de 60 con la clase Dafne y seguido por la clase Agosta en los 80s. Sin embargo, sobre la base de la experiencia adquirida con la construcción con licencia, en la década de 90 Navantia (España) y DCNS (Now Naval Group, Francia) comenzaron el desarrollo conjunto de la clase. Scorpène dirigido al mercado de exportación con éxitos en Chile, Malasia, India y Brasil.

Foto: Armada Española / web