Operación Aspides: el barco Duilio regresa a su tierra natal

(Para Marina Militare)
14/05/24

El pasado 24 de abril Nave Duilio, el primer buque insignia de la recién creada operación EUNAVFOR ASPIDES, ha entregado el relevo a Nave Fasan, tras 3 meses de vigilancia marítima en el estrecho de Bab Al Mandeb y, por extensión, en toda la zona marítima frente a Yemen que va desde el Mar Rojo hasta el Golfo de Adén.

Alcance del Duilio, la protección del transporte marítimo de interés europeo y nacional frente a la amenaza de los rebeldes hutíes, en la zona de tránsito de mercancías hacia y desde Suez, puerta oriental del Mediterráneo: aproximadamente el 17% del comercio marítimo mundial pasa por esta delgada franja de mar.

Un periodo intenso para el buque, que acogió a un estado mayor de la fuerza conjunta europea formada por 6 países miembros, recorriendo 21.639 millas náuticas como parte de una de las actividades más delicadas que desarrolla actualmente la Armada.

También hubo numerosas interacciones con otras Task Forces presentes en la zona, como el CTF 50 IKE Carrier Strike Group, centrado en el portaaviones. Eisenhower, y el CTF 125 "Prosperity Guardian", actualmente liderado por Italia: más allá de los diferentes mandatos, la coordinación ha sido constante, para consolidar la plena interoperabilidad a nivel táctico. En este sentido, es muy importante la figura de los oficiales de enlace de ITA-EE.UU. la comparación de sus respectivos esquemas de maniobra, para garantizar una cierta detección de la amenaza, compuesta en este caso principalmente por misiles balísticos y drones. 

Durante la misión el Duilio cruzó el estrecho de Bab El Mandeb 30 veces junto a 40 barcos: el mensaje de agradecimiento a la tripulación expresado por los respectivos comandantes al final de cada escolta fue puntual. Un sentimiento de solidaridad y hermandad que une a los navegantes, resumido en las palabras de Vito Ravo, CSO Grimaldi Lines: “Nuestra Marina nos hace sentir orgullosos de ser italianos. Saber que a 1000 metros hay un comandante que junto a su tripulación está siguiendo la misma ruta para proteger vidas humanas es algo que no tiene precio”..