Francia: el futuro del Islam, de la asimilación al multiculturalismo

(Para Umberto Camillo Iacoviello)
16/12/20

Por su historia, Francia se erige como la patria de los derechos humanos, la libertad, el estado laico, concibe la ciudadanía por encima del factor biológico, según esta narrativa cualquiera puede unirse a la comunidad por elección, sin que haya lazo de sangre. El modelo francés de asimilación - que durante siglos se ha "disuelto en el ADN nacional" italianos, rusos, polacos, irlandeses, españoles, catalanes y alsacianos- entró en crisis a partir de la segunda mitad del siglo XX. El pasado colonial ha llevado a Francia a ser la primera nación europea en acoger a un número sustancial de inmigrantes musulmanes en su tierra natal, que pasó de 330.000 en 1962 a 5,5 millones en 2016.2.

La élite francesa en las últimas décadas ha ido abandonando progresivamente el modelo de asimilación para abrazar uno multicultural y multiétnico, como en el resto de Europa. Este modelo parte de una concepción económica de la sociedad, según la cual la economía está en el centro de la vida humana y el resto (religión, cultura, etnia) no cuenta, todos los hombres - independientemente de su origen - pueden vivir pacíficamente en el misma colectividad.

Este modelo ha venido mostrando sus debilidades durante años, con la inmigración masiva de africanos (especialmente magrebíes) formada a lo largo de los años en las zonas periféricas: el banlieue - en el que la concentración de inmigrantes - a menudo unidos por la fe islámica - ha llevado a focos de población que constituyen ministerios en el estado.

La noticia nos brinda las herramientas para analizar el modelo multicultural y multiétnico: sin ganas de fusionarse con el tejido social indígena, su identidad está bien arraigada y alejada del modelo francés, los musulmanes radicalizados llevan a cabo ataques, masacran a los cristianos frente a las iglesias y decapitan a los ateos que lo hacen. sátira sobre Mahoma, celebran cuando se golpean los símbolos cristianos, hasta un verdadero “separatismo islamista”.

El politólogo de renombre internacional Giovanni Sartori (foto) en una de sus últimas entrevistas dijo que es una ilusión creer que se puede "Integrar pacíficamente una gran comunidad musulmana, fiel a un monoteísmo teocrático que no está de acuerdo en distinguir el poder político del religioso, con una sociedad occidental democrática" y de nuevo "a partir del 630 d. C. en adelante, la historia no recuerda casos en los que la integración de musulmanes en sociedades no islámicas haya tenido éxito"3.

Una investigación de Ipsos reveló que el 66% de los franceses están convencidos de que los inmigrantes no tienen intención de integrarse y el 64% de los entrevistados "ya no se sienten como en casa"4.

Alarma del separatismo islamista y la guerra civil

Por la libertad y la tolerancia que tanto aprecian los franceses, dieron la bienvenida a los musulmanes que no toleran la libertad en su tierra natal, manifestando abiertamente su deseo de subvertir el sistema democrático. Francia atraviesa un segundo proceso de descristianización -tras el de la Revolución de 1789- y de progresiva islamización de los centros habitados en los que los inmigrantes musulmanes llegan a representar hasta el 70% de la población total, como en Trappes, a 35 kilómetros de París. Solo de este municipio - tristemente rebautizado como "Trappistan" - 67 yihadistas (de una población de 32.000 habitantes) se fueron para unirse a ISIS5.

Macron en octubre de 2019 denunció "Manifestaciones separatistas en algunas partes de nuestra República, sintomáticas de la falta de voluntad para vivir juntos, en nombre de una religión, el Islam" y de nuevo "La República es indivisible y no admite ninguna aventura separatista. Es frágil y precaria, por eso siempre hay que defenderla". Preocupación también expresada por la ministra Marlène Schiappa "En los últimos tres años se han cerrado alrededor de 250 lugares problemáticos, pero quedan zonas grises. Vemos que a veces las instituciones no pueden actuar sin un marco legal" concluyendo que se necesitan leyes más estrictas6.

La DGSI - inteligencia interna francesa - ha identificado al menos 150 banlieues en manos del Islam radical, no solo en grandes ciudades como París, Lyon, Marsella y Toulouse, sino también en pueblos pequeños. En estas zonas el estado está casi completamente ausente, los habitantes son en su mayoría inmigrantes del Magreb y del África subsahariana de segunda y tercera generación con ciudadanía francesa, donde el desempleo alcanza el 40% en general y el 60% en la juventud. . El crimen es desenfrenado: tráfico, prostitución, recepción de bienes robados, guerra de bandas. Ha llegado a un punto en el que las fuerzas del orden a menudo optan por no intervenir para evitar provocar disturbios como los de 2005 y 2017.7.

Desde 2017, el presupuesto del Ministerio de las Fuerzas Armadas se ha incrementado en 1,6 millones de euros (un aumento nunca antes visto) y se han contratado más de seis mil policías y gendarmes, de los que un tercio se destinó a los servicios internos que consiguieron frustrar. 30 ataques en los últimos tres años8.

En 2018 el exministro del Interior Gérard Collomb, de extracción socialista, en una entrevista al semanario Valerus Actuelles sobre la situación de los inmigrantes en Francia dijo: "Es muy inquietante. Lo que leo en los informes policiales cada mañana refleja una situación bastante pesimista. Las relaciones entre las personas son muy difíciles, la gente no quiere vivir junta". - todavía - "Yo diría que en 5 años la situación podría volverse irreversible". Las palabras de Collomb se unen a las alarmas lanzadas en años anteriores por generales del ejército y miembros de los servicios ultrasecretos como Patrick Calvar, exjefe de la DGSI, quien en 2016 afirmó que Francia es "al borde de una guerra civil"9.

La población árabe-musulmana aumenta constantemente

Los datos sectarios en Francia son parciales porque las autoridades no recogen este tipo de valor estadístico, sin embargo hay una forma de cuantificar el número de recién nacidos de padres musulmanes: analizar el nombre del recién nacido. Los datos del Insee (Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos) mostraron que en 2019 el 21,53% de los recién nacidos tenían nombre árabe. Uno en cinco. Porcentaje que hace 40 años era del 2,6%. Un porcentaje que está destinado a crecer ya que la media de hijos de las mujeres indígenas es de 1,4 mientras que una mujer de fe islámica en Francia obtiene de 3,4 a 4 hijos10.
Según estimaciones aproximadas, los musulmanes en Francia pasarían de ser el 8,8% de la población en 2016 al 17,4% en 2050 en un escenario de inmigración promedio.11, en 1962 constituía el 0,7% de la población.

Otro dato importante concierne a la nueva generación de musulmanes que son más radicalizados que las anteriores, de una encuesta de Ifop de septiembre de 2020, se descubrió que el 45% de los musulmanes menores de 25 años piensa que el Islam es incompatible con los valores de la sociedad francesa y el El 74% dice que las creencias religiosas se anteponen a los valores de la República12.

Teniendo en cuenta el aumento de la población musulmana, la radicalización de la nueva generación, las zonas donde el estado está casi ausente, el escenario de una guerra civil predicha por Calvar y Collomb es todo menos imaginativo. Francia representa el futuro de otros países europeos que tienen un porcentaje musulmán ligeramente menor de la población total. Suecia, Bélgica, Holanda, Austria, Reino Unido son los países que sufrirán -y que ya sufren en parte- cada vez más los problemas que hoy afligen a Francia.

1 D. Fabbri, Por qué Europa no se puede asimilar, musulmanes y europeos (Limes 1/2018).

2 M. Tribalat, En muerte de asimilación a los franceses, musulmanes y europeos (Limes 1/2018).

3 Entrevista de Luigi Mascheroni, il Giornale (17/01/2016).

4 G. Corsentino, Demasiados y demasiado caros, por eso Francia no se abrirá a nuevos inmigrantes (HuffPost, 25/09/2019).

5 M. Zanon, Lo que ocurre en la banlieue más radicalizada de Francia (il Foglio, 15/01/2018).

6 V. Viriglio, el "separatismo islamista" preocupa a Francia, y Macron tiene un plan preparado (AGI 07/09/2020).

7 G. Giacalone, El separatismo islamista es rampante en Francia (InsideOver, 28/02/2020).

8 V. Viriglio, el "separatismo islamista" preocupa a Francia, y Macron tiene un plan preparado (AGI 07/09/2020).

9 D. Mascialino, Francia, de los servicios a los ministros "El país ahora está fuera de control" (il Giornale 07/11/2018).

10 E. Pietrobon, ¿Será el futuro de Francia árabe? (InsideOver, 26/09/2020).

11 Musulmanes y europeos (Limes 1/2018) págs. 14-16.

12 "Los jóvenes musulmanes en Francia son más radicales que sus padres" (Times, 09/09/2020).

De archivo: Web