Antonello De Oto: Altar y Mostrine

Antonello De Oto
Ed. Cedam
pp. 104

Es un hermoso libro, el que Antonello De Oto ha dedicado al complejo tema de la relación entre la asistencia espiritual y el mundo militar.

Con un profundo conocimiento de la materia - es profesor asociado de derecho canónico en la Universidad de Bolonia y por delegación del rector de la relación de la Universidad con las Fuerzas Armadas - volvió sobre el académico con su último trabajo, "Altar y Flashes "Recién publicado para CEDAM, la compleja historia de las capellanías militares.

Una obra valiosa, el resultado de una investigación científica largo y complejo, no sólo las fuentes, sino también de la dinámica histórica considerables, posible gracias a las capacidades especulativas particulares del jurista y académico pasión literaria.

Todo lo que presenta al jugador con la doble perspectiva del derecho canónico - que es el conjunto de normas jurídicas en la base de las actividades que caracterizan a las estructuras eclesiásticas - y las leyes de la República, en cuyas juntas militares tales actividades encuentran su expresión.

El texto fluye de manera ágil y rápida, sin la referencia continua y obligatoria a las múltiples fuentes legales que aprovechan el placer de la lectura. Que ofrece al lector la trayectoria evolutiva que condujo a ' 'incardinado' de la 'Iglesia Castrense' en la estructura organizativa del Ejército de las Fuerzas Armadas antes y después.

De Oto avvia la sua analisi partendo dal complesso rapporto tra Chiesa e Armi, che sin dagli albori vide anteporsi ad un linguaggio prettamente militare - (tale è quello di Tertulliano, il primo dei teologi di lingua latina, II sec., che nelle sue opere associa il cristiano alla figura del soldato) - un messaggio millenarista e messianico, che poneva in netta contrapposizione servire il Cristo della pace col servire lo Stato in armi.

Un contraste, si reflexionamos, todavía presente en el mundo católico: basta pensar en la protesta, el año pasado, la fuerte oposición de algunas asociaciones y grupos de oración católicos en la consagración de Juan XXIII en Santo Patrono del Ejército italiano (ver artículo) y a menudo la inclinación del Papa argentino hacia posiciones de pacifismo intransigente, en las que no es raro ver signos de antimilitarismo.

La minuciosa investigación del libro se basa comenzando dall'epopea Garibaldi, vio a muchos sacerdotes ofrecen el Ministerio de Risorgimentali tropas y luchar, como los italianos, en contra de los Estados Pontificios. En este sentido, fueron las figuras legendarias de Ugo Bassi, sacerdote barnabita, muerto por los austriacos en Comacchio (FE) y Don Angelo Arboit, el capellán de los Mil, Garibaldi definirán "mi hermano de armas."

Successivamente, viene analizzata la condizione del “clero militare” nel periodo della Grande Guerra, durante il quale il servizio di assistenza religiosa fu assicurato da duemilasettecentoquaranta cappellani con il rango di Ufficiale e da ventunomilaseicentosessanta clerici e seminaristi destinati, come il futuro papa Roncalli, al Corpo di Sanità militare o nelle trincee.

El análisis del autor también abarca el período entre las dos guerras, en las que el anticlericalismo generalizada presente en la jerarquía del Ejército, más que la continuación de los trabajos de asistencia religiosa sólo para prisiones militares y hospitales, dejando una cicatriz profunda que sólo la firma de los Pactos de Letrán en el 1929 logró enmendarse con la política de acercamiento deseada por Mussolini

Una ruta de reconstrucción histórica precisa, la del prof. De Oto, hecho a la luz de los numerosos cambios han aparecido en el mundo militar, sobre todo en 2005 la suspensión de la palanca, que en última instancia conduce al lector a comprender la génesis de la estructura actual del Ordinariato Militar, configurado como una sola división del asimilable Iglesia Católica una diócesis, cuya cabeza es un militar ordinario que tiene el rango de obispo y con el grado de general del cuerpo del ejército, y bajar, un vicario general militar, tres inspectores con funciones de supervisión y alrededor de ciento cincuenta capellanes militares.

A concludere l’ampia disamina, compiuta anche in correlazione a quanto accaduto in altri Paesi europei, intervengono le considerazioni dell’autore sulla perdurante validità di tale Istituto e alcune sue proposte di una possibile modifica ordinamentale, che contemperano le esigenze di “spending review” e di laicità delle Stato moderno con la mai sopita necessità del soldato di ricevere, quando lontano da casa perché in missione (ma anche quando in guarnigione), un’ assistenza individuale, magari caratterizzata da una più ampia connotazione spirituale rispetto a quella propriamente religiosa.

La asistencia se extenderá también a otros soldados de otras confesiones y no creyentes. Incondicionalmente ofrecido por hombres de fe. En uniforme.

Enrico Baviera